Jueves, 24 Agosto 2017
ALIMENTACIÓN
 
 

CONTAMINACIÓN DE ALIMENTOS

La palabra contaminación implica la presencia de una sustancia indeseable. De hecho, no importa de qué sustancia se trate, bien sea tóxica o anodina, pues adquiere el carácter de contaminante al hallarse presente allí donde no debía encontrarse, ocasionando entre otras a las Enfermedades Transmitidas por los Alimentos.
 La contaminación produce efectos en las propiedades organolépticas de los productos utilizados en la alimentación. Algunos microorganismos causan la alteración del producto limitando su vida útil; otros originan enfermedades.
 En la inmensa mayoría de los casos, los alimentos no cambian su aspecto u otras de sus características por lo que la contaminación no puede reconocerse a simple vista y pasa inadvertido.
 Dentro de los contaminantes biológicos se encuentran las bacterias, los hongos, los virus y los parásitos.
 Respecto de los contaminantes ambientales podemos señalar a los metales pesados, sustancias químicas utilizadas en agricultura y en tratamientos veterinarios. Residuos de medicamentos de uso veterinario (aditivos alimentarios, venenos vegetales, herbicidas, plaguicidas, fertilizantes), tóxicos naturalmente presentes en los alimentos como saponinas, alcaloides, aminoácidos tóxicos, oxalatos, etc., productos cedidos por el envase al alimento, tóxicos originados en el procesamiento de los alimentos, residuos peligrosos en el agua de consumo y radionucleidos. 
  

Indice Alimentos